2004: La abogacía, una profesión peligrosa


La estructura de ASFQ sigue desarrollándose y consolidándose. Ahora, la organización es gestionada por un consejo de administración y por un comité de dirección compuestos en su totalidad por voluntario.as. ASFQ comienza también a destacarse y logra su primera subvención de un benefactor internacional: la Agencia Canadiense de Desarrollo Internacional (ACDI).


En Colombia, en un contexto de aumento de la criminalización de lo.as abogado.as defensore.as, la ACDI apoya el “Programa 2004-2005 de capacitación y protección de abogado.as defensore.as de los derechos humanos”. Este apoyo financiero permite desplegar seis misiones, en las que nueve abogado.as participaron en más de sesenta actividades en once ciudades. En total, más de 1,100 personas fueron beneficiadas directamente de la labor de ASF Quebec, que se concentra en:

  • acompañar a lo.as abogado.as que se enfrentan a problemas de seguridad;
  • capacitar sobre los derechos humanos y la profesión de la abogacía;
  • compartir experiencias en el marco de la reforma del Código penal colombiano;
  • crear un colegio profesional de abogado.as.

En Nigeria, además del éxito obtenido en el caso Amina Lawal, se siguen registrando muchos otros casos de condena con penas crueles, lo que justifica que sigamos actuando en el país.

ASFQ se pone manos a la obra para identificar estos casos, e incluso la visita de prisiones. Esta iniciativa da sus frutos: tras una visita conjunta con el Ministro de Justicia a la prisión de xxx, se logra la libertad de un prisionero.

 

 

 

 

 


En Perú, tras la recepción de la invitación de un miembro peruano de ASFQ, se lanza una misión exploratoria para analizar la situación de los derechos humanos en el país, comprender los pormenores y las consecuencias de la reforma penal peruana y evaluar la posibilidad de intervenir junto con socios potenciales.  

 

 

 

 

 


Gracias a nuestros socios sin fronteras

Consulter la liste des partenaires