2009: Colombia, Corte Penal Internacional y Corte Suprema de Canadá


ASFC se instala en su primera oficina en Quebec, situada en la calle Saint Joseph Est, nº 435. Dos empleado.as se unen a la organización que cuenta, en este momento, con un equipo de tres personas a tiempo completo.


En el caso de Omar Khadr, con la colaboración del Colegio de abogados de Quebec y del Grupo de estudios de derechos y libertades de la Universidad Laval (GEDEL), ASFC persevera y defiende en la Corte Suprema a título de parte interviniente.

La Corte juzga severamente la conducta de Canadá y declara que los derechos del prisionero, durante un interrogatorio realizado por agentes de inteligencia canadienses sabiendo que había sufrido un tratamiento inhumano y degradante, han sido violados y necesitan ser reparados.

ASFC ha iniciado igualmente procesos ante las autoridades responsables de las Comisiones militares americanas con el objetivo de obtener el estatuto de observador experto independiente y poder asistir a las audiencias.

 


En ColombiaASFC inicia la fase 2 de su proyecto “Acceso a la justicia de comunidades autóctonas y de víctimas del conflicto”, que gira especialmente en torno al apoyo prestado a lo.as abogado.as que trabajan para las comunidades autóctonas y afrocolombianas.

Esta fase se concentra, igualmente, en el apoyo prestado al trabajo de litigio efectuado por el departamento jurídico de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC).

La organización contribuye en la formación de cerca de 600 miembros de las comunidades autóctonas afectadas particularmente por el conflicto y equipa a sus abogado.as y juristas para defender sus derechos y poder llevar a cabo de las medidas jurídicas necesarias para hacer que el acceso a la justicia sea una realidad.

En presencia del Secretario de Estado de Asuntos Exteriores del Reino Unido, el lanzamiento público del informe sobre la Caravana de Juristas hace correr ríos de tinta y contribuye directamente a la reducción del presupuesto de ayuda militar concedida a las fuerzas colombiana por la armada británica, momento importante que demuestra el alcance y el impacto concretos del trabajo llevado a cabo por ASFC y sus socios.

ASFC efectúa, así también, procesos ante la Corte Penal Internacional (CPI) con el fin de abrir una investigación cuyo objetivo es el demostrar que Colombia no cumple con su obligación de investigar, perseguir y sancionar a lo.as responsables de crímenes internacionales en su territorio.

ASFC trabaja conjuntamente con ASF de Bruselas para promover la utilización y la eficacia de los mecanismos de la CPI con el fin de demostrar que el país tiene competencia para llevar a cabo investigaciones sobre individuos cuya responsabilidad criminal se ha comprobado a través de informaciones creíble.

 


Gracias a nuestros socios sin fronteras

Consulter la liste des partenaires